Las madres negras (Patricia Esteban Erlés)

las-madres-negrasTenía muchas ganas de reseñar esta obra de Patricia Esteban Erlés, “Las madres negras”, ganadora por decisión unánime del jurado del IV PREMIO DOS PASSOS a la primera novela. Con una estructura muy peculiar y original la escritora consigue que cada capítulo del libro pueda leerse como un relato independiente, aunque en su conjunto sea una historia única: un convento destinado a acoger niñas huérfanas, una monja despiadada y un Dios dominante y cruel. Desarrollado con mimo y de una forma muy cuidadosa, la escritora mezcla la crudeza de las vidas de estas niñas, las cuales acaban de una u otra manera viviendo en el ambiente sórdido y terrible del convento de Santa Vela, con un halo de fantasía.

En la sipnosis de la contraportada del libro nos habla de Mida; una de las huérfanas a la que Dios se le aparece para decirle que Él no existe. No esperéis que la historia gire en torno a ella, aunque es personaje importante en esta novela, por el hecho de que es la única que lucha contra el mal y abre una puerta a la esperanza en ese enjambre de sometimiento, impiedad y abandono.

Páginas llenas de personajes insólitos, conmovedores, extraños, tiernos, bellos. Incluso el convento y sus entresijos son un personaje más; una casa con una triste historia, que se quejaba de sus aburridos pasillos y sus deshabitadas habitaciones, y ahora es testigo de una rutina aún más terrible.

Destaca en este libro de manera inconmensurable el Dios que nos presenta Patricia Esteban Erlés; un Dios sin escrúpulos, un Dios pecador y malévolo, un Dios más humano que Dios, el cual manipula a su antojo las decisiones de esa monja, la hermana Priscia, a la que tiene amedrentada y que hace de las pobres niñas unas desgraciadas…Esta versión de Dios no te deja indiferente.

“Dios, que se había despertado justo en aquel momento de su último sueño, enfermó de celos cuando vio cómo la insignificante monjita, flaca como un junco, colocaba en cada esquina de la biblioteca una patata deforme que evocaba levemente la forma de un corazón humano.”

Es una historia gris, en la que predomina lo grotesco, lo hipnótico, lo hipócrita, lo real, lo mágico, lo fanático, lo cruel. Para mí ha sido como leer un cuento de hadas terrible y perverso que me ha mantenido cautivada desde la primera hasta la última línea y me ha hecho devorarla, página tras página, deseando que no tuviera final. AMÉN.

Tere.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Las madres negras (Patricia Esteban Erlés)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s